Las flechas envenenadas son uno de los anticonceptivos más potentes que existen. Te matan y es imposible concebir un hijo. Bromas aparte, lo cierto es que un equipo de investigadores de Minnesota han descubierto que los dardos que utilizan algunas tribus africanas, estan bañados con una sustancia tóxica que puede servir para cercenar la fertilidad masculina.

Dicha sustancia es la ouabaina, que se extrae de dos plantas, la Strophanthus gratus y de la corteza de Acokanthera ouabaio. Los nativos somalíes la utilizan para cazar, y con solo una flecha envenenada son capaces de matar a un hipopótamo provocándole una parada cardiorespiratoria.

Pero, ahora, los investigadores han realizado un experimento con ratones, que ha demostrado que esta sustancia puede emplearse como anticonceptivo, sin dañar al corazón de los animales. El secreto reside en alterar levemente la composición química de la ouabaina, eliminando un grupo de azúcares, y sustituyendo otro de sus ingredientes, la lactona, por triazol.

El resultado fue que los ratones que fueorn tratados con con esta ouabaina modificada perdieron su fertilidad sin tener ningún problema cardíaco o de salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here